Batalla del Agua contra el Azúcar: ¿Cuál cuesta más? Realidad que nos puede Costar la Vida

Imaginemos nuestra vida sin el agua. El elemento más esencial de este planeta contiene dos átomos de hidrógeno (H2) y uno de oxígeno (O), unidos en una molécula de vida. Un 90% de la Sangre que corre por nuestro cuerpo está compuesta por el preciado líquido.

/home/hubraxan/public html/wp content/uploads/2015/12/5930807191 63f5b5e787 m

Cambiar agua natural por azúcar líquida y repleta de calorías vacías e innecesarias para el cuerpo no es divertido ni quita la sed. La mayoría de los refrescos, jugos que no son 100% jugo, bebidas deportivas o energizantes, tés o cafés azucarados cuestan poco al bolsillo, pero demasiado a la salud.
“En lo amargo está lo bueno y en lo más dulce el veneno”, lee una frase anónima. En la batalla del agua contra las bebidas azucaradas sólo una nos está costando demasiadas vidas. Ingerir una bebida azucarada al día aumenta en más de 25% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
¿Azúcar mejor que agua?
En una sola botella de 20 onzas hay más de 16 cucharaditas de azúcar añadida y como más de 15 cucharaditas en una bebida energizante de 16 onzas. Asimismo, hay entre 9 y 10 cucharaditas de azúcar en una lata de 12 onzas o jugo azucarado. Dejar de consumir bebidas azucaradas nos dejará de costar un 37% más de riesgo de aumentar de peso o estar obesos, según un estudio de la Universidad de Boston. Ni se diga sobre el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, síndrome metabólico o hipertensión.

/home/hubraxan/public html/wp content/uploads/2015/12/131526809 4ee57f32e6 m

En México por ejemplo, 6 de cada 10 adultos menores de 45 años muere a consecuencia de Consumir bebidas azucaradas en exceso. No hay nada mejor que un vaso de agua para nuestra salud. El 85% de nuestro cerebro y el 75% de nuestro cuerpo se componen de agua. Imaginemos lo caro que nos cuesta la azúcar líquida, si es que se puede comparar con el agua.
En Puerto Rico, 7 adultos y 3 infantes de cada 10 están obesos o tienen sobrepeso. Igualmente, 16 mujeres y 14 hombres de cada 100 tienen diabetes. ¿Cuán caro le está costando a nuestras familias el exceso de azúcar como el que tienen las bebidas azucaradas?
Azúcar natural versus añadida
La realidad es que la azúcar natural no se compara porque el cuerpo no reconoce la azúcar añadida como fuente de energía. Nuestro cuerpo no procesa la azúcar líquida como la fructosa en una manzana. En la fruta abunda una quinta parte de nuestros requerimientos diarios de fibra. Esa azúcar natural se libera poco a poco en la sangre, dándonos energía de forma sostenida.
La azúcar añadida solo sirve para manipular el sabor, aroma o color de las bebidas de forma artificial. Sus calorías vacías no aportan energía a nuestro cuerpo. Esta azúcar líquida pasa rápido en la sangre y estresa los órganos vitales. ¿Y en qué se convierte? Nos hace ganar peso, obstruye nuestras arterias y aumenta el riesgo de un ataque al corazón.
Cada vez más, un número mayor de científicos relacionan ciertos problemas del metabolismo humano con el riesgo de padecer alguna enfermedad crónica. Las azúcares añadidas están vinculadas a la mayoría de esos problemas.
México, Nueva York y California
Los residentes de México, Nueva York y California ya conocen la única verdad del asunto. No hay nada mejor que el agua porque no hay nada peor que los efectos devastadores de la azúcar líquida y adictiva.
México ya alcanzó una reducción del 10 % en el consumo de bebidas azucaradas, según su Instituto Nacional de Salud Pública y el Centro de Población de la Universidad de Carolina de ese país. Asimismo, en algunos estados de Estados Unidos, como California, se estima una reducción de más del 8%.
Recomendaciones para la salud
¿Sabía que la Asociación Americana del Corazón limita nuestras calorías añadidas a un máximo diario de 150 para los hombres y 100 para las mujeres? Una pequeña lata de 12 onzas cuesta centavos, pero contiene 140 calorías vacías. Imaginemos cuánta azúcar añadida podemos estar consumiendo en exceso al final del día.
La Secretaría Auxiliar para la Promoción de la Salud del Departamento de Salud de Puerto Rico promueve el consumo de agua contra el consumo de bebidas azucaradas y sus azúcares añadidas. Es importante reconocer el nombre en inglés de estas azúcares añadidas que aparece comúnmente en las etiquetas: High Fructose, Corn Syrup, Brown Sugar Corn Sweetener, Corn Syrup, Dextrose, Fruit Juice Concentrates, Glucose, Honey, Invert Sugar, Molasses, Sucrose, Syrup and Cane Sugar.
No hay nada mejor que el agua para hidratar, nutrir y mejorar la función de nuestros órganos, y para eliminar toxinas, por mencionar algunos de sus múltiples beneficios para nuestro cuerpo. El agua es vida. Incluirla en nuestra dieta es fundamental para mantenernos saludables.

This website is a participant in the Amazon Services LLC Associates Program.